Evitar las consecuencias del agua dura

Consejos para combatir la dureza del agua que genera calDependiendo en la provincia que te encuentres la dureza del agua será muy dura, dura, blanda o muy blanda, y con ello la calidad del agua. Revisando el mapa de la calidad del agua en España sabrás si te encuentras en una zona de agua dura, lo cual supone alguno inconvenientes en las tareas diarias, incluso en la seguridad alimentaria.

Existen diversas formas de combatir la dureza del agua, generalmente a partir de métodos artificiales se consigue ablandar el agua. Los sistemas anticalcáreos son equipos desincrustantes diseñados como una alternativa a los productos químicos para eliminar y prevenir las incrustaciones calcáreas.

HIGIA, es una empresa especializada en tratamientos de agua destinados a mejorar la calidad de la misma. Puedes contactar para ampliar información.

 

Consejos para evitar los efectos del agua dura

  1. Limpieza de la ropa: Según los fabricantes, el detergente en polvo actúa mejor que el líquido en estos casos. Para obtener un buen resultado, se debe tener en cuenta que se utilizan formulaciones estándar para realizar los jabones, diseñadas para una dureza media. Por eso, en los envases se proponen distintas dosificaciones en función de las características de cada agua y la suciedad, que también libera sales cálcicas.

Procter & Gamble recomienda añadir “dosis más altas de detergente en zonas con agua dura y seguir las instrucciones de lavado”. Desde Otsein, empresa fabricante de lavadoras y lavavajillas, destacan que no se puede pedir a un mismo jabón las mismas prestaciones para todo tipo de lavado, así que recomiendan elegir bien el producto que se utilice.

Resaltar que los sistemas anticalcáreos neutralizan la dureza, por lo que son muy útiles en las tareas diarias, y la única solución contra la cal, en algunos casos. Por ejemplo, las lavadoras no admiten productos descalcificadores, a diferencia de los lavavajillas. “No se colocan porque el 75% de los lavados se realiza con agua fría, a una temperatura en que el carbonato cálcico no se precipita”, explica Okina. Por tanto, los sistemas anticalcáreos son los únicos capaces de mermar el problema.

Cuando se lava en zona con agua dura, no se aprecian restos de cal en la ropa, aunque se pueden comprobar sus efectos porque los tejidos quedan más ásperos, debido a la cal que permanece incrustada.

  1. Limpieza de vajilla y cubertería con lavavajillas: “Lo primero es regular la máquina e indicar el grado de dureza de agua en que va a trabajar”, relata Okina. Los lavavajillas funcionan con temperaturas por encima de 35 – 40 grados, suficientes para que la cal se precipite. Para evitarlo se utiliza un filtro de resinas sintéticas, que atrapan y ablandan el agua dura. “El filtro retiene cal y se debe limpiar para que en el siguiente lavado no pierda eficacia. Ése es el motivo de que se añada sal”, destaca Okina.
  1. Piel y cabello: En el caso de la limpieza corporal, el presidente de la Academia Española de Dermatología, José Luis Pérez Díaz, hace hincapié en que el agua pura no existe. “Puede tener componentes irritantes o beneficiosos dependiendo de cada persona”. Según este experto, no se debe olvidar lubricar o hidratar la piel, si ésta se reseca. “Por ejemplo, antes de secarse se puede mezclar un aceite con el agua y en 15 ó 20 segundos hidratará la piel. Otro método es aplicarse leche corporal, aunque esto costará más tiempo y dinero”, indica Pérez Díaz. El pelo también merece atención y, en caso de que se seque, se pueden emplear “champús con sustancias oleosas”, porque es “tan sensible como la piel y se puede dañar por agentes exógenos”.
 
 
 

Otros inconvenientes por agua dura en las tareas domésticas

El agua dura también causa problemas en diversas tareas domésticas, para las que existen remedios caseros, además de hervir los alimentos y filtrar después el depósito que se forma:

  1. Para regar plantas: Añadir unas gotas de vinagre o de limón al agua ayuda a combatir la dureza del agua.
  2. Para limpiar la grifería: Enrollar papel higiénico o vendas alrededor de los grifos y empapar con esencia de vinagre. Dejar actuar toda la noche y aclarar al día siguiente con mucha agua.
  3. Para limpiar el cuarto de baño: Frotar los restos de cal con un trapo empapado en vinagre blanco caliente. Aclarar con agua abundante. Se debe repetir el proceso hasta conseguir los resultados. Si aparecen manchas amarillas, frotar con lejía.
  4. Para desobstruir orificios de la tabla de la plancha: Llenar la plancha de vinagre y calentarla hasta que evapore. Después, limpiar los orificios con un bastoncillo de algodón impregnado en vinagre, ayuda a limpiar los residuos motivados los la dureza del agua.