Tratamiento contra la Procesionaria de Pino

La empresa HIGIA hace un llamamiento a todos los propietarios de pinares para que realicen tratamientos de la procesionaria del pino durante el mes de julio. En el caso de no poder realizarlo en este periodo, se recomienda llevarlo a cabo en septiembre o a principios de primavera. Aún así, si no se hubiera aplicado el tratamiento durante este tiempo, HIGIA le ofrece solución.
Pida información a los expertos de procesionaria del pino de HIGIA, a través del teléfono gratuito o nuestro formulario de contacto.  Indicaremos qué tratamientos se adaptan a sus necesidades, asegurando la eliminación de las plagas del pino, por lo que se ofrece garantía postservicio.
  • Text Hover
Entre las plagas del pino más comunes destaca la procesionaria del pino. Es una plaga fácilmente identificable, por sus característicos bolsones de color blanco en los árboles atacados, así como por las procesiones de orugas, cuyo contacto genera molestos efectos urticantes sobre las personas y los animales domésticos. Afortunadamente, el tratamiento de procesionaria del pino, por parte de profesionales, asegura la extinción de las plagas en los pinos.
La oruga urticante es un lepidóptero conocido científicamente como Thaumetopoea Pityocampa. Estas plagas del pino se reconocen por su cuerpo de color oscuro, cubierto de pelillos blancos y amarillentos. Durante su fase larvaria se alimenta de las acículas u hojas de los pinos y cedros, siendo en este momento cuando debilitan y enferman los árboles
Cuando las larvas son mariposas se identifican por su color gris ceniza. Éstas revolotean por los focos luminosos durante las noches estivales: el inicio del vuelo tiene lugar a finales de junio en zonas de montaña y se prolonga hasta mediados de septiembre. La vida de las mariposas es muy breve, normalmente de unos 3 días. Una vez consagrado el apareamiento, efectúan las puestas en las acículas de los pinos y cedros, en forma de canuto de color marrón claro, de unos 3-4 cm de longitud, que es fácil observar en pinos jóvenes o en las ramas bajas de los adultos. Así se forman estas plagas del pino.                
Los árboles jóvenes atacados se debilitan, siendo más acusadas cuando las defoliaciones son periódicas o en suelos pobres de nutrientes. La oruga urticante puede provocar la muerte del árbol. Sin embargo, la presencia de este tipo de plagas del pino se pueden evitar aplicando un específico tratamiento de la procesionaria del pino.

Cómo eliminar la procesionaria

El correcto tratamiento de la procesionaria del pino elimina la presencia de estas plagas en los pino. Se puede realizar a través de:
  • Métodos mecánicos 
  • Métodos químicos 
  • Métodos biológicos

Métodos mecánicos para la eliminación de la procesionaria

Consiste en la corta de los bolsones en otoño-invierno con medios manuales como las tijeras orugueras colocadas en el extremo de una pértiga de 3-4 m y su posterior eliminación de las plagas en los pinos mediante la quema controlada de los bolsones.

Trampas para procesionaria

En el mercado hay diversos tipos de trampas para la procesionaria del pino. No obstante, el más utilizado es aquel que con un anillo unido a una bolsa con feromonas rodea el tronco del árbol. Es muy sencillo, poco invasivo y eficaz. No obstante, esta trampa se usa cuando no se han realizado los tratamientos preventivos y ha emergido la plaga.

Por otra parte, hay técnicas alternativas como el uso de control biológico, en este caso determinadas especies de aves, que se alimentan del insecto. De este modo se reduce la magnitud de la plaga.

Los profesionales de sanidad ambiental de HIGIA inspeccionamos la plaga y proponemos una solución óptima para cada situación concreta, teniendo en cuenta el estadio del ciclo biológico del insecto, la fauna y flora presente en la zona, la magnitud del problema, entre otros. Ofrecemos presupuesto personalizado a cada cliente. ¡Contacte con HIGIA! 

Principales daños causados por no realizar el control de legionella

Es habitual eliminar las plagas en los pinos aplicando un tratamiento de la procesionaria de métodos químicos (productos biológicos o químicos) desde tierra. Es decir, impregnando los bolsones con dosis de insecticida en mochilas. Sin embargo, cuando la altura de los pinos es elevada, los pulverizadores se aplican con vehículos todo-terreno provistos de cañones e incluso drones. 

Los productos que se utilizan en los tratamientos de procesionaria deben estar debidamente registrados; destacan el grupo de antiquitimizantes, Bacillus Thurigiensis (productos biológicos) y piretroides (productos químicos). A los últimos se suelen ecurrir cuando no proceda utilizar los anteriores, porque las plagas del pino están en los estadios larvarios muy avanzados. La tarea debe realizarla una empresa de control de plagas, como HIGIA, con experiencia que asegure el éxito del trabajo

¿Cuándo y cómo combatir la procesionaria del pino?

A finales de invierno, aumentan levemente las temperaturas. No obstante, el repunte es suficiente para que la oruga procesionaria desciende de los árboles, causando peligro social, principalmente, por los pelos urticantes que desprende. En estos momento es cuando se genera la pregunta: ¿cómo combatir la procesionaria? Existen 3 fases principales para eliminar la procesionaria del pino, asociadas a los distintos estadios del ciclo biológico. El personal técnicos de control de plagas de HIGIA, recomendamos aplicar los tratamientos preventivos -evitan la germinación de la plaga- en detrimento del de choque -exterminio del propio gusano.

Etapa larvaria final – invierno/primavera

A finales de inverno y principios de primavera, la larva ha alcanzado suficiente madurez para iniciar el descenso  de los árboles y enterrarse en el suelo (a 10-20 cm), cuando se produce un repunte de temperatura. El ciclo biológico continúa con la pupa de las orugas, convierténdose en crisálidas. Pasado el tiempo, coincidiendo con el final de la primavera e inicio del verano, emergen los adultos y la alarma social. El momento en el que la oruga procesionaria se hace más visible es en época estival, y por tanto, cuando mayor es la intención de realizar tratamiento contra la procesionaria. Sin embargo, es el peor momento para aplicar métodos de eliminación de la plaga, ya que la plaga se encuentra en un estado álgido de maduración y es preciso el uso de productos más agresivos para el medio. Los profesionales de sanidad ambiental recomendamos los tratamientos preventivos, lo que evita la desarrollo del insecto. 
  • Métodos de Control: De finales de invierno a principios de primavera, las orugas bajan en procesión por el tronco. Para evitar que alcancen el suelo, se colocan anillos alrededor de los troncos de los pinos. Es un método muy simple y eficaz que no requiere del uso de biocidas. Debe colocarse antes de que empiecen a bajar las larvas, haciéndolo a finales de invierno, aunque el momento puede ser muy variable en función de la zona. También pueden usarse métodos químicos, pero desde HIGIA, como empresa sostenible, buscamos técnicas alternativas que no dañen en medio ambiente.


Etapa de puesta de huevos y formación de bolsón – verano-invierno

La hembra adulta pone de 50 a 300 huevos en la copa de los pinos. Al cabo de las semanas eclosionan y salen las larvas, que se alimentan de acículas, lo que puede provocar la defoliación del árbol. Acto seguido, aparecen los pelos urticantes, alcanzando el segundo estadio de desarrollo. El tercero se inicia con la aparición de los bolsones que dan cobijo a los insectos; generalmente éstos se forman a finales de otoño.
  • Método de control: Antes de que la procesionaria del pino alcance el tercer estadio, generalmente sobre el mes de septiembre, conviene pulverizar la zona afectada mediante técnicas con bajo nivel de inhibidores de crecimiento, para evitar el desarrollo del ciclo.

Metamorfosis mariposa- primavera/verano

Durante los meses de más calor, la plaga sigue el curso de su ciclo, aún sin ser visible a los humanos, ni entramar molestias a la salud pública. La procesionaria del pino en esta época emerge de la crisálida enterrada y se convierte en mariposa, buscando del apareamiento. Seguidamente, deposita los huevos en las hojas de los pinos para iniciar nuevamente el ciclo. La propagación de la plaga depende de la distancia que recorra la mariposa, la cual vuela de 2 a 10 km y sólo tiene un día de vida.
  • Método de control: Las trampas de feromonas reducen las puestas de huevos de la procesionaria . Los técnicos de desinsectación solemos emplazarlas en los árboles antes del inicio del vuelo, siendo a finales de primavera, manteniéndolas hasta finales de verano, aunque los periodos pueden variar en función de la zona geográfica asociada a la temperatura.


¿Cuál es el mejor momento para prevenir la procesionaria del pino?

El mejor momento para realizar los tratamientos preventivos son durante junio y julio, es decir, en la tercera fase explicada, ya que se prescinde del uso de biocidas y no se daña la fauna y flora de la zona. Así se evita la formación futura de la plaga. En el caso de no realizarse en este momento, recomendamos hacerlo de septiembre a noviembre, coincidiendo con la segunda etapa explicada. Los métodos aplicados para el control de insectos eliminarán la plaga, aun no siendo no totalmente inocuos El peor momento para aplicar los tratamientos contra la procesionaria es de enero a abril porque los productos usados pueden provocar consecuencias colaterales a la fauna y flora colindante. Sin embargo, es cuando los ciudadanos más demandan la eliminación de la plaga; hasta que no se presencian ejemplares, no nos concienciamos del riesgo que entrama este insecto para la salud pública. Contacte con HIGIA para pedir presupuesto gratuito. Le informamos de todos los métodos de control y el más propicio a sus necesidades.

¿Cómo eliminar la oruga procesionaria? ¿Qué peligros conlleva?

Durante la primavera el nido de la procesionaria del pino ya copa muchos de los árboles. La Guardia Civil y la Asociación de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) alertan de la invasión de la oruga urticante en prácticamente toda la Península. Las temperaturas aumentan a la par que los gusanos de los pinos, llamados popularmente, aunque también afectan a cedros y abetos.
En cada nido hay entre 100 y 300 insectos que deben bajar a enterrarse para cerrar su ciclo biológico. El hecho supone un problema de salud pública porque sus pelos son venenosos, causando irritaciones y alergias al tocarlos directamente, o bien cuando se sienten amenazados, los lanzan, como método de defensa.

El contacto del perro y la oruga puede causar un shock alérgico en el animal
Esto desencadena la inflamación la boca, lengua, esófago y estómago. En el caso de no tratar los síntomas con rapidez, deriva en la asfixia y muerte de la mascota.
Cuando un ser humano toca una oruga, generalmente lo hacen los niños debido a la curiosidad que les caracteriza, o el viento ha arrastrado urticantes hasta ellos, deberán lavar la zona afectada con abundante agua y jabón. Una vez eliminados los pelos adheridos, aplicar crema con corticoide tópico. En el caso de ser necesario, tomar antihistamínico cada ocho horas. Asimismo, en los episodios con síntomas severos -dificultad para respirar o hinchazón desmesurada- acudir al centro de salud.

Los bolsones pueden evitarse con tratamientos preventivos, los cuales conviene aplicar durante los meses de junio a julio. Sin embargo, si no se han podido realizar, será recomendable hacerlo entre septiembre y noviembre, aunque estos tratamientos no son inocuos para la fauna y flora, a diferencia de los anteriores. Cuando no se ha tomado ningún tipo de precaución, en febrero empezarán a emerger los bolsones. Debido a la etapa en la que se encuentra el insecto, sólo es posible eliminarlos con tratamientos de choque -dañinos para el medio. En caso de duda, consulta con nuestros técnicos de sanidad ambiental HIGIA, especializados en tratamientos de procesionaria.
Aunque las orugas sean un problema de salud pública de los humanos y las mascotas, para otros animales son muy deseadas porque forman parte de su dieta diaria. Es decir, estas urticantes son la comida de otros depredadores. Por tanto, como técnicos de sanidad ambiental vemos adecuado fomentar la presencia de enemigos naturales de la procesionaria, para reducir la plaga. Descubre AQUÍ cuáles son los depredadores naturales de la procesionaria del pino

Los vecinos hacen trampas caseras contra la procesionaria del pino

La avalancha de gusanos de los pinos, como son conocidos popularmente, ha propiciado que los habitantes del pueblo de Castellón hagan trampas caseras para paliar el número de ejemplares de orugas en zonas públicas.

Los vecinos valencianos atajan el problema de «la procesionaria del pi» de forma rudimentaria, pero muy válida desde el punto de vista de nuestros expertos en plagas. Rodean el tronco del árbol con el cuello de una garrafa de plástico y la sellan con cinta aislante. Así, se consigue eliminar la oruga procesionaria temporalmente, al quedar atrapadas y se evita que bajen al suelo. El artilugio debe colocarse a unos tres metros del suelo para evitar que los niños lo alcancen mientras juegan. Sí, se debe extremar la precaución en el momento de retirar los insectos, por lo que se recomienda usar guantes y ropa que cubra en su totalidad.

A pesar de considerar el método válido, la solución no es matar a la procesionaria, sino evitar su aparición mediante tratamientos preventivos de sanidad ambiental, los cuales deberían aplicarse en junio-julio.

Pida presupuesto sin compromiso