Los depredadores naturales de la procesionaria del pino

Nido de procesionaria del pinoCon la llegada de la primavera, las orugas de procesionaria del pino descienden del árbol en largas filas con el fin de enterrarse y permanecer en forma de pupa hasta los meses de verano, cuando se produce la última fase de la metamorfosis: mariposa. Ésta volará hasta los pinos, cedros o abetos, nuevamente, para poner sus huevos y repetir el ciclo.

Las orugas, además de debilitar el árbol alimentándose de sus acículas, suponen un
problema de salud pública, ya que producen urticarias y alergias en personas y animales.  

Orugas de procesionaria en los portales de viviendas alicantinas

Procesionaria del pino en portales de viviendas en AlicanteEl diario Información, provincial de Alicante, se hace eco de las plagas masivas de procesionaria del pino en Alicante. Las orugas bajan de los pinos y cedros a finales de invierno, principios de primavera,  con el fin de enterrarse y convertirse en mariposas.

Consecuencia de este proceso,  la Ronda del Castillo, frente al Castillo de San Fernando (Alicante), acumula multitud de filas de orugas que cruzan la carretera, llegando hasta los portales de las viviendas. Es necesario aplicar correctos tratamientos de control de plagas.

La situación es alarmante por el peligro que conlleva, pues es zona de paso a los colegios La Aneja y San Blas y los institutos Jorge Juan y Miguel Hernández.  

Drones para combatir la procesionaria del pino

Adaptan el uso de los drones para combatir la procesionaria del pinoLos drones o  UAV (Unmaned Aerial Vehicles, acrónimo inglés de vehículos aéreos no tripulados) se usaban inicialmente en el ámbito militar. Estas máquinas vuelan con planes programados con GPS de manera autónoma, alcanzando terrenos abruptos e inaccesibles. Actualmente, están adquiriendo mayor relevancia en otros sectores como el deporte, el cine, la fotografía, la agricultura o el control de incendios. También se usan drones para combatir la procesionaria del pino, en la labor de control de plagas.

Los nidos no son fáciles de localizar, ya que se desarrollan en árboles de gran altura. El ciclo larvario se desarrolla durante el invierno- los bolsones que les protege del frío. Y en primavera las orugas descienden de los pinos para enterrarse.