¿Cuándo y cómo combatir la procesionaria del pino?

cuándo y cómo combatir la procesionariaA finales de invierno, aumentan levemente las temperaturas. No obstante, el repunte es suficiente para que la oruga procesionaria desciende de los árboles, causando peligro social, principalmente, por los pelos urticantes que desprende. En estos momento es cuando se genera la pregunta: ¿cómo combatir la procesionaria?

Existen 3 fases principales para eliminar la procesionaria del pino, asociadas a los distintos estadios del ciclo biológico. El personal técnicos de control de plagas de HIGIA, recomendamos aplicar los tratamientos preventivos -evitan la germinación de la plaga- en detrimento del de choque -exterminio del propio gusano.

 

Etapa larvaria final – invierno/primavera

A finales de inverno y principios de primavera, la larva ha alcanzado suficiente madurez para iniciar el descenso de los árboles y enterrarse en el suelo (a 10-20 cm), cuando se produce un repunte de temperatura. El ciclo biológico continúa con la pupa de las orugas, convierténdose en crisálidas. Pasado el tiempo, coincidiendo con el final de la primavera e inicio del verano, emergen los adultos y la alarma social. El momento en el que la oruga procesionaria se hace más visible es en época estival, y por tanto, cuando mayor es la intención de realizar tratamiento contra la procesionaria. Sin embargo, es el peor momento para aplicar métodos de eliminación de la plaga, ya que la plaga se encuentra en un estado álgido de maduración y es preciso el uso de productos más agresivos para el medio. Los profesionales de sanidad ambiental recomendamos los tratamientos preventivos, lo que evita la desarrollo del insecto.

  • Métodos de Control: De finales de invierno a principios de primavera, las orugas bajan en procesión por el tronco. Para evitar que alcancen el suelo, se colocan anillos alrededor de los troncos de los pinos. Es un método muy simple y eficaz que no requiere del uso de biocidas. Debe colocarse antes de que empiecen a bajar las larvas, haciéndolo a finales de invierno, aunque el momento puede ser muy variable en función de la zona. También pueden usarse métodos químicos, pero desde HIGIA, como empresa sostenible, buscamos técnicas alternativas que no dañen en medio ambiente.

 

Etapa de puesta de huevos y formación de bolsón – verano-invierno

La hembra adulta pone de 50 a 300 huevos en la copa de los pinos. Al cabo de las semanas eclosionan y salen las larvas, que se alimentan de acículas, lo que puede provocar la defoliación del árbol. Acto seguido, aparecen los pelos urticantes, alcanzando el segundo estadio de desarrollo. El tercero se inicia con la aparición de los bolsones que dan cobijo a los insectos; generalmente éstos se forman a finales de otoño.

  • Método de control: Antes de que la procesionaria del pino alcance el tercer estadio, generalmente sobre el mes de septiembre, conviene pulverizar la zona afectada mediante técnicas con bajo nivel de inhibidores de crecimiento, para evitar el desarrollo del ciclo.

 

Metamorfosis mariposa-  primavera/verano

Durante los meses de más calor, la plaga sigue el curso de su ciclo, aún sin ser visible a los humanos, ni entramar molestias a la salud pública. La procesionaria del pino en esta época emerge de la crisálida enterrada y se convierte en mariposa, buscando del apareamiento. Seguidamente, deposita los huevos en las hojas de los pinos para iniciar nuevamente el ciclo. La propagación de la plaga depende de la distancia que recorra la mariposa, la cual vuela de 2 a 10 km y sólo tiene un día de vida.

  • Método de control: Las trampas de feromonas reducen las puestas de huevos de la procesionaria . Los técnicos de desinsectación solemos emplazarlas en los árboles antes del inicio del vuelo, siendo a finales de primavera, manteniéndolas hasta finales de verano, aunque los periodos pueden variar en función de la zona geográfica asociada a la temperatura.

 

¿Cuál es el mejor momento para prevenir la procesionaria del pino?

El mejor momento para realizar los tratamientos preventivos son durante junio y julio, es decir, en la tercera fase explicada, ya que se prescinde del uso de biocidas y no se daña la fauna y flora de la zona. Así se evita la formación futura de la plaga.

En el caso de no realizarse en este momento, recomendamos hacerlo de septiembre a noviembre, coincidiendo con la segunda etapa explicada. Los métodos aplicados para el control de insectos eliminarán la plaga, aun no siendo no totalmente inocuos

El peor momento para aplicar los tratamientos contra la procesionaria es de enero a abril porque los productos usados pueden provocar consecuencias colaterales a la fauna y flora colindante. Sin embargo, es cuando los ciudadanos más demandan la eliminación de la plaga; hasta que no se presencian ejemplares, no nos concienciamos del riesgo que entrama este insecto para la salud pública.

Contacte con HIGIA para pedir presupuesto gratuito. Le informamos de todos los métodos de control y el más propicio a sus necesidades.

Ver más noticias