¿Cómo quitar un enjambre de abejas? ¿Y cómo eliminar un avispero?

Diferencias entre avispa y abejaDurante la primavera aparecen las primeras plagas de abejas; surge la duda acerca de cómo eliminar las abejas en casa o en un establecimiento. Sin embargo, queda terminantemente prohibido matarlas, al tratarse de ejemplares protegidos. A diferencia de las avispas que sí es lícito eliminar un avispero con productos domésticos o con la aplicación de tratamientos de profesionales de control de plagas.

Ambos insectos, aunque a primera vista puedan parece similares, son muy distintos en aspecto físico, alimentación, nido e incluso en la picadura. A continuación indicamos las principales diferencias entre avispas y abejas. Es necesario identificar el tipo de insecto cuando necesitemos eliminar un nido de avispas o abejas; ya que éstas segundas no se pueden matar, mientras que las primeras sí pueden ser eliminadas por profesionales de control de plagas.

Los técnicos de ontrol de plagas de HIGIA somos expertos en la retirada de panales. Ofrecemos cobertura en todo el ámbito nacional y realizamos presupuestos gratis y sin compromiso, a medida de los clientes.

¿Cómo son las abejas?

La abeja tienen una apariencia peluda de color pardo, más o menos oscuro, y dorado, no amarillo chillón. Presentan un leve estrechamiento entre el abdomen y tórax, pero es prácticamente imperceptible, a diferencia de las avispas, que sí muestran un clara separación.

La abeja muere al picar porque durante la acción se le desgarra el tejido abdominal. Quizá por ello no son agresivas, a menos que vean la necesidad de defenderse. Viven en comunidad en enjambres construidos compuestos por cera.

Sólo ingieren néctar, a excepción de la reina que consume jalea real. Durante el proceso de alimentación polinizan las flores. Las abejas son los mejores polinizadores y producen miel. Por ello, son ejemplares protegidos.

¿Cómo son las avispas?

Las avispas presentan un aspecto a rayas negras o marrón oscuro y amarillo, generalmente llamativo. Un rasgo diferencial es su “cintura”, la cual separa el tórax y el abdomen mediante una zona estrecha. Asimismo, son más grandes que las abejas.

La mayoría son omnívoras, consumen materia vegetal y carroña. Para ello cuentan con potentes mandíbulas con las que devorar a sus presas. Aunque algunas especies sólo se alimentan de néctar durante su fase adulta.

Las picaduras de avispas son más frecuentes porque no ponen en riesgo su vida. Así que a diferencia de las abejas, las avispas pueden picar tantas veces como deseen. Estos insectos utilizan el aguijón, parte de su sistema reproductor. Los panales están construidos de barro amasado.

¿Cómo quitar un enjambre de abejas?

El nido de abejas suele formarse a principios de primavera, cuando ellas están más activas, después de la gran floración. Aquí se reproducen, crían nuevas reinas para sostener la especie.

En el caso de que se esté cuestionando cómo quitar un enjambre de abejas, deberá saber que está prohibido matarlas. La primera medida es evitar su manipulación; así como mantener una distancia de seguridad. Contacte con protección civil o los bomberos para  gestionar su retirada, quienes enviarán a un apicultor para eliminar el nido. Deberá de hacerlo un profesional porque estos insectos están protegidos y queda prohibida su extinción. Ellos extraen el enjambre con las abejas y las reubican en otra zona cómoda para ellas y para los individuos de su alrededor.

Sin embargo, cuando el nido es un panal sí pueden exterminarse los ejemplares. Los profesionales de control de plagas ofrecen el servicio, como la empresa HIGIA. No se recomienda retirar el panal por amateurs, ya que las avispas enfurecidas atacarán y los picotazos pueden traer severos problemas, sobre todo de anafilaxia.

Pida gratis presupuesto sin compromiso para eliminar panales en el hogar o establecimiento. No realice la tarea de desinsectación sin conocimiento ni productos apropiados.

¿Por qué los enjambres tienden a localizarse en zonas urbanas?

Con más frecuencia las abejas escogen zonas urbanas o suburbanas para localizar los enjambres. Los motivos pueden ser los siguientes:

  • En el campo hay monocultivos, tratados con pesticidas, de los que los insectos huyen.
  • Cada vez hay menos metros cuadrados de bosque disponible para las abejas, debido a la tala de árboles.
  • Los parques y jardines de las urbes presentan variedad de flores y árboles libres de productos tóxicos.
  • En las ciudades hay disponibilidad de recovecos (tejados, ranuras, ventanas, etc.) para resguardarse y hacer su nido.

¿Qué ley protege a las abejas?

Las abejas son una parte fundamental de nuestra biodiversidad que ha llevado a la protección de la especie. Distinguimos dos fracciones entre el marco legislativo implicado:

  • La fracción silvestre de la abeja melífera. Muy escasa y amenazada.
  • La fracción doméstica de la especie.

El régimen jurídico de la protección de la fracción silvestre de abeja está definido en la normativa 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, amparada por el régimen general de protección que establece el artículo 52.3 para toda la fauna silvestre, se refiere a la fracción silvestre de la abeja melífera plasmando la prohibición de matar, molestar o inquietar intencionadamente a animales silvestres, independientemente del ciclo biológico en el que se encuentren y del método empleado. Por tanto, y según la legislación expuesta, no se puede capturar, retener, destruir o dañar los nidos, crías  o huevos, de estos animales. Asimismo, queda pensado la posesión, transporte y tráfico de ejemplares, vivos, muertos o residuales.

La normativa que aborda la fracción doméstica de la especie es la Ley 42/2007, exactamente en la Disposición adicional tercera, letra “c”. Para ello, hay que tener en el de la norma 8/2003, artículo 3.2, que define la fracción de producción de la especie.

A este marco normativo, debe sumarse el Real Decreto 479/2004, anexo I, que regula las explotaciones de animal de producción, y por ende, a las abejas empleadas para apicultura. Asimismo, el Real Decreto 209/2002 que establecen las normas de ordenación de las explotaciones apícolas.

Sin embargo, acabar con las avispas sí es lícito y más sencillo. Contacte con expertos en control de insectos quienes resolveremos el problema de forma rápida y con éxito.

Ver más noticias