¿Cómo eliminar la oruga procesionaria? ¿Qué peligros conlleva?

eliminar bolsones de la procesionaria del pinoSe abre la veda. El nido de la procesionaria del pino ya copa muchos de los árboles. La Guardia Civil y la Asociación de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) alertan de la invasión de la oruga urticante en prácticamente toda la Península. Las temperaturas aumentan a la par que los gusanos de los pinos, llamados popularmente, aunque también afectan a cedros y abetos.

En cada nido hay entre 100 y 300 insectos que deben bajar a enterrarse para cerrar su ciclo biológico. El hecho supone un problema de salud pública porque sus pelos son venenosos, causando irritaciones y alergias al tocarlos directamente, o bien cuando se sienten amenazados, los lanzan, como método de defensa.

El contacto del perro y la oruga puede causar un shock alérgico en el animal, inflamando la boca, lengua, esófago y estómago. En el caso de no tratar los síntomas con rapidez, deriva en la asfixia y muerte de la mascota.

Cuando un ser humano toca una oruga, generalmente lo hacen los niños debido a la curiosidad que les caracteriza, o el viento ha arrastrado urticantes hasta ellos, deberán lavar la zona afectada con abundante agua y jabón. Una vez eliminados los pelos adheridos, aplicar crema con corticoide tópico. En el caso de ser necesario, tomar antihistamínico cada ocho horas. Asimismo, en los episodios con síntomas severos -dificultad para respirar o hinchazón desmesurada- acudir al centro de salud.

Los bolsones pueden evitarse con tratamientos preventivos, los cuales conviene aplicar durante los meses de junio a julio. Sin embargo, si no se han podido realizar, será recomendable hacerlo entre septiembre y noviembre, aunque estos tratamientos no son inocuos para la fauna y flora, a diferencia de los anteriores. Cuando no se ha tomado ningún tipo de precaución, en febrero empezarán a emerger los bolsones. Debido a la etapa en la que se encuentra el insecto, sólo es posible eliminarlos con tratamientos de choque -dañinos para el medio. En caso de duda, consulta con nuestros técnicos de sanidad ambiental HIGIA, especializados en tratamientos de procesionaria.

Aunque las orugas sean un problema de salud pública de los humanos y las mascotas, para otros animales son muy deseadas porque forman parte de su dieta diaria. Es decir, estas urticantes son la comida de otros depredadores. Por tanto, como técnicos de sanidad ambiental vemos adecuado fomentar la presencia de enemigos naturales de la procesionaria, para reducir la plaga. Descubre AQUÍ cuáles son los depredadores naturales de la procesionaria del pino.

 

Los vecinos hacen trampas caseras contra la procesionaria del pino

La avalancha de gusanos de los pinos, como son conocidos popularmente, ha propiciado que los habitantes del pueblo de Castellón hagan trampas caseras para paliar el número de ejemplares de orugas en zonas públicas.

Los vecinos valencianos atajan el problema de “la procesionaria del pi” de forma rudimentaria, pero muy válida desde el punto de vista de nuestros expertos en plagas. Rodean el tronco del árbol con el cuello de una garrafa de plástico y la sellan con cinta aislante. Así, se consigue eliminar la oruga procesionaria temporalmente, al quedar atrapadas y se evita que bajen al suelo. El artilugio debe colocarse a unos tres metros del suelo para evitar que los niños lo alcancen mientras juegan. Sí, se debe extremar la precaución en el momento de retirar los insectos, por lo que se recomienda usar guantes y ropa que cubra en su totalidad.

A pesar de considerar el método válido, la solución no es matar a la procesionaria, sino evitar su aparición mediante tratamientos preventivos de sanidad ambiental, los cuales deberían aplicarse en junio-julio.